De Argentina a Nicaragua: cooperación sur- sur

Gloria y Pablo en Nicaragua, Atrapando Culturas

Gloria Viotti y Pablo Navelino, pareja de viajeros por América Latina, llegaron a Jinotepe, Nicaragua, en su paso hasta el norte de México. En SofoNic, socio en Nicaragua de Red EcoSur, conocieron el trabajo de los colegas y los cambios que genera la solidaridad en la gente. Gloria y Pablo nos envían este pequeño reporte de su visita a Nicaragua.

Extraordinaria Experiencia con el equipo de EcoSur

Primeras imágenes

Llegar a Nicaragua fue una sorpresa inesperada. Sólo tenemos historia de noticias de guerras internas, de inclemencias climáticas, de dictaduras… pero nunca sobre su trabajo, sobre su esfuerzo para hacer una nación inclusiva, de corazón libre. Nuestro asombro se inicia a la sombra de los gigantes molinos generadores de energía, a orillas del Lago Nicaragua, y se extiende a través de las carreteras bordeadas de indicios de un país productivo: cultivos, ganado, tránsito de productos de la tierra, entre otras buenas señales.

Es así como llegamos a nuestro destino final, la ciudad de Jinotepe, más específicamente a Diriamba.

Un grupo que acompaña

Para que las cosas sucedan, hay que actuar, y eso es lo que hace este grupo de personas reunidas para el bien común. Conocimos al equipo de EcoSur a través de sus obras, y entramos un poco en su mundo. Primero nos contaron sobre sus proyectos, sobre sus experiencias personales, y luego nos adentramos al “campo de acción” y recorrimos las diferentes obras constituidas en viviendas en distinta etapa del proyecto que se encuentra en ejecución.

Como cada persona tiene necesidades diferentes, proyectos de vida individuales o colectivos familiares, su propia cultura, sus costumbres, EcoSur respeta ese capital y lo trata con la delicadeza merecida. La capacitación no sólo técnica, sino afectiva de cada miembro del equipo, sin importar su jerarquía, convierte estos proyectos en realidad, transformando vidas! Para ilustrar lo que vimos, lo que vivimos, lo que sentimos, compartiremos nuestra experiencia.

Iniciamos el recorrido hasta llegar a calles sinuosas, y a veces con raros diseños de recorrido, pero el conductor/ingeniero, dando cuenta de conocer cada rincón de la comunidad y su gente, llega con facilidad al lugar indicado. Una unidad de vivienda familiar, con toda su área sanitaria húmeda perfectamente sistematizada. Sus dueños estaban ausentes, pero la integración de los técnicos a la comunidad, permite que ingresemos para ver la obra terminada y con ampliaciones ya en marcha!! Este puntapié que facilitó el proyecto de EcoSur, ha iniciado una nueva forma de vida de esta familia, ya con alas propias.

Nuevamente en camino y otra nueva vivienda recientemente entregada que reemplazó a una extremadamente precaria. Cuelgan adornos, plantas y otras muestras de la “apropiación del espacio” y un relato que impacta. Con esa naturalidad infantil, la niña de unos 8 año actual ocupante de esta unidad, le dice a la "arquitecta/socióloga" de oficio: "Aquí casi no se siente la lluvia..."

¿Podríamos nosotros medir la magnitud de este comentario, cuando hemos tenido siempre un techo que nos cobijara del agua sin la preocupación de intensidad ni duración? Seguramente la respuesta es difícil…

Las casas vecinas, también emergidas de este proyecto, se presentan pintadas, ampliadas, con indicios que hablan de la transformación de vidas a la que hicimos referencia anteriormente.

Seguimos en la ruta, y la marcha es propicia para revisar obras, coordinar actividades y organizar personal y materiales para las construcciones. Nos detenemos una, dos, tres, y tantas veces haga falta.

Gloria y la Arq. FrancisPero restan aún los encuentros que desafían emociones. Por una parte, la ilusión en un cuerpo femenino, casi tímido, esperando ansiosa la entrevista que definirá su idoneidad para ingresar al proyecto y plasmar en hechos los deseos de mejorar su calidad de vida. La entrevista fluye, transmutando las palabras y las preguntas en un léxico tan familiar que no quedan dudas para las respuestas, iniciando así el proceso de un nuevo ciclo de trabajo para el equipo.

Para finalizar nuestra maravillosa experiencia, asistimos a los momentos más importantes de dos familias: la firma del acuerdo mutuo entre beneficiarios y EcoSur del compromiso asumido y la obra finalizada. Las fotos quedan grabadas en la mente y en el corazón. Indiscutiblemente algo ha cambiado en la vida de estas personas, y tal vez la de sus generaciones venideras!.

Definitivamente hay un ciclo que se respeta y pone en marcha la rueda de la inclusión, de la igualdad de oportunidades y del verdadero fortalecimiento social.

Nos llevamos un infinito agradecimiento a Kelvin, Marcos, Livio, Sergio y Francis, así como a Paul Moreno por su impulso para encontrar este hermoso grupo de personas.

 

Gloria Viotti (Ing. Agr. M. Sc.) y Pablo Navelino (Ing. Agr.)

Junio de 2017

Más información del viaje de Gloria y Pablo en Atrapando Culturas

Está aquí: Inicio :: Ediciones anteriores :: De Argentina a Nicaragua: cooperación sur- sur

Consultores

  • Peter Arndt
    Sociologo, Técnico mecánico, Alemán
    Alemán, Inglés, Español
    Administración y manejo de proyectos, organización social, innovación mecánica

Humor

Videos

Teja de barro en Pujilí, Ecuador

Teja de Barro, clay tile

En la parroquia La Victoria se elaboran tejas de barro de la manera tradicional. Todas las familias de ese sitio son alfareros, artesanos y artistas del barro